El no tener hijos es hereditario; si tus padres no tuvieron ninguno, lo más probable es que tu tampoco los tengas.