Un profesor está almorzando en el comedor de la Universidad. Entonces, un alumno viene con su bandeja y se sienta al lado del profesor. El profesor, altanero, le dice:
— Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos.
— Pues me voy volando, y se cambia de mesa.

El profesor se queda tragando camote… Luego en clase le hace la siguiente pregunta:
— A ver jovencito, usted ­ está caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella hay dos sobres. Uno contiene la sabiduría y otro mucho dinero, ¿cuál de los dos se llevaría?.
— ¡¡¡El dinero!!!.
— Yo, en su lugar, me habría llevado la sabiduría, ¿no le parece?
— Cada uno toma lo que no tiene profe.
El profesor, ya histérico, le escribe en la hoja del examen:
— ¡¡Idiota!!!. Y se la devuelve.
El alumno toma la hoja y se sienta. Al cabo de unos minutos se dirige al profesor y le dice:
— ¡Profesor, me firmó la hoja pero no me puso la calificación!