Pobre mandilón… se lo traen a raya como a muchos de nosotros