Un señor llega a su casa y dice -mi amor me das una cerveza por favor, antes de que empiece

-cuando se le termina dice -¿me podrías dar otra cerveza por favor? Antes de que empiece-

Al rato le dice, mi vida -¿antes de que empiece me puedes traer otra cervecita?

Intrigada y molesta, la mujer le contesta  -Ya estuvo bueno ¿que es lo que va a empezar?- A lo que el marido responde -mhhhh ya empezó-.